Ferrer, Pau

MI MANIFIESTO.

Me gusta la Luz. Así de sencillo. Decimos que la Luz es una forma de energía. También decimos que se trata de la sensación producida en nosotros por esa energía. La Luz energía física, es mi materia prima. La Luz sensación, es mi objetivo. El lugar donde coloco la materia manipulada, y también, el lugar desde el que provoco la sensación es el Escenario.

Appia y Craig corporeizaron la Luz en la escena, Svoboda la esculpió e hizo de ella un milagro, Wilson la ha depurado hasta su íntima esencia. Ellos son los grandes maestros de los que siempre estaré aprendiendo.

Quiero que en el desarrollo de la interpretación teatral, la Luz, literalmente arrope la escena. Quiero que se convierta en la piel más externa de los actores, que sea la última textura sobre el decorado, que llene, transfigure y re-cree el espacio, que se funda con la historia narrada… llegar así a una dramaturgia de la Luz.

Quiero con la Luz, pintar cuadros vivos en movimiento. Manejar los colores y mezclarlos. Al construir la Luz, construir su eterna compañera la Sombra. Direccionar para revelar la forma y el espacio. Aumentar la expresividad de la Luz por medio del tiempo. Y con todo esto provocar la emoción estética y la emoción de los afectos.

Busco una visión y un desarrollo escenográfico de la Luz: Luz-espacio y Luz-tiempo. Busco por tanto una forma y un devenir de la Luz.

2019-01-20T13:36:10+00:00