Cofrade, Marta

Me autodefino como artista visual, aunque quién no lo es en estos tiempos que corren.
Comencé en el teatro desde bien pequeñita siempre acompañada por una fuerte intuición plástica. Recuerdo que en los primeros contactos con este mundillo realicé todo tipo de tareas tocando todos los palos posibles y creo que esto, definitivamente, marcó mi futuro.
Me licencié en Arte dramático en la ESAD de Sevilla y tras varios años currando como actriz o desarrollando mi relación con la música como cantante, me encontré en Madrid, en los teatros, mirando esos lienzos negros con mas ganas de estar fuera que dentro y así, acabé estudiando Escenografía, licenciandome en la RESAD de Madrid.
Tanto en la carrera como en el mundo profesional, la luz siempre ha sido fundamental en todos mis trabajos, de hecho en muchos de ellos, realizo tanto el espacio como el diseño de iluminación. Hay que pensar la luz de los espacios para poder verlos.
Pintar con luz es una autentica gozada.
La fotografía, es otra parte de la luz, con la que escribes, con la que dejas testimonio, con la que seguir pintando. Comencé haciendo fotos por documentar mis propios trabajos y acabé enamorándome siendo actualmente una de mis principales facetas.
Últimamente, ando indagando en el sector audiovisual, trasteando con las cámaras e intentando acercarme a la iluminación de estudio y la dirección de fotografía.
Respecto al teatro, me inicié profesionalmente en el mundo de la luz con los Perros en danza, donde realizaba también la escenografía. Fue toda una revelación para mí. Sé que ahí comenzó la magia.
Gracias a Venezia teatro, he podido vivir la experiencia de llevar la jefatura técnica de una compañía; diseñar la luz de los espectáculos, hacer las regidurías, los planos, adaptaciones, montajes… y actualmente realizo esta labor con varias compañías, explotando mi tendencia multidisciplinar.
El camino a seguir…pues no lo sé pero que haya siempre LUZ al final.

2019-11-06T14:11:35+00:00