José Miguel López Sáez: socio de honor AAI

La Asociación de Autores de Iluminación nombra como socio de honor al director de fotografía y diseñador de iluminación José Miguel López Sáez. La AAI distingue a López Sáez por su larga trayectoria en el mundo de la iluminación coincidiendo con el Día Mundial del Teatro 2020.

A lo largo de toda su carrera José Miguel López Sáez, ha realizado trabajos como director de fotografía para películas y  cortometrajes, y como diseñador de iluminación  para muchísimas obras de teatro y operas, colaborando con prestigiosos directores. Actualmente jubilado pero conserva su pasión por el espectáculo y el mundo de la luz. Es una de las figuras más emblemáticas y pioneras del teatro español. Empezó su carrera teatral en 1980. Director Técnico del Festival de Almagro desde 1992 hasta 1994.

Con más de 30 años de carrera, comenzó como director de fotografía en cortometrajes y películas como (1982) Pestañas postizas, (1976) Tom, el salvaje, (1975) Vía libre al tráfico, (1969) Vida en Escombreras, (1968) Tráfico: Documento II (1966) y  El profesor de matemáticas (1966).

Además, dentro de su dilatada carrera, podemos citar grandes montajes que llevo a cabo durante los años 80, en donde  ya se empezaba a firmar la autoría de diseño de la iluminación como La velada en Benicarló (1980) dirigida por José Luis Gómez en el Teatro Bellas Artes, La vida es sueño (1981) dirigida por José Luis Gómez en el Teatro Español de Madrid, Seis personajes en busca de autor, dirigido por Miguel Narros, El Rey Lear (1983) dirigida por Miguel Narros en la Sala Olimpia de Madrid, El largo viaje del día hacia la noche (1988), dirigido por Miguel Narros en el Teatro Español. Entre sus últimos trabajos podemos citar Ascensión y caída de la ciudad de Mahagonny (2007), —en colaboración con el director de fotografía Javier Aguirresarobe—, dirigido por Mario Gas en Naves del Matadero. La mujer por fuerza de Tirso de Molina.(2008)  El jardín de Venus de Samaniego (2013) El pretendiente al revés de Tirso de Molina (2014) todas estas dirigidas por José Maya. Ivanov (por Jorge Eines), Anselmo B (por Adolfo Marsillach), Romeo y Julieta (por Edward Wilson) Maná, maná (por Ulen Spigel) y El mundo de los simples (por Ulen Spigel).

Sáez es autor del libro Diseño de iluminación escénica, publicado por la editorial La Avispa (2000), con la finalidad de facilitar el trabajo de las personas interesadas por el diseño de la iluminación escénica.

«Para poder realizar un buen trabajo de diseño se deben poseer una instrucción básica de física en especial de la óptica y de la electrónica. En cuanto al tratamiento de la luz desde el punto de vista plástico, nos limitaremos a la exposición de los fundamentos del clarosucuro y del estudio de las diferentes formas de crear ambientes de luz y su aplicación al diseño de iluminación».

José Miguel López Sáez forma parte de los 11 socios de honor de la AAI.

José Miguel López Sáez.  “ El ojo no es fiable”

Conocí a José Miguel en el montaje que hizo para Miguel Narros de “Seis Personajes en busca de autor” de Pirandello allá por el 82 en el Reina Victoria.

Me impactó el montaje, pero el tratamiento de la luz me sobrecogió. La irrupción de los personajes en el teatro donde se está ensayando una obra fue espectacular.  Emergieron en el espacio como por arte de magia. Aparecían de la oscuridad, en contras, recortadas sus presencias desde la sombra a la luz, imponiéndose. Todo el tratamiento de  la iluminación en aquel montaje era de poner los pelos de punta. Era de una desolación punzante y un presagio aterrador. La luz conformaba la forma de los personajes que estaban ansiosos por estar vivos.

Pasé a saludarle y felicitar su trabajo pero sobre todo trasmitirle el efecto emocional que había provocado en mí.

En los años que siguieron y en varias ocasiones (pues he tenido la suerte de poder contar con la colaboración de José Miguel, que ha diseñado la luz en 22 montajes que  he realizado) le pedí que me explicase cómo lo había hecho. Siempre me contestaba de la misma forma después de darme la explicación técnica (no sé cuántas par 64 en una barra desde el suelo, que subía desde atrás por no sé dónde y se sumaban a no se qué), que por supuesto yo nunca he entendido. En los trabajos que realizó conmigo posteriormente siempre me contestaba con las mismas frases: “La luz está en el texto”, “Yo analizo los conflictos de los personajes”, “La luz está en función de los estados de ánimo de los personajes, más que en el lugar físico donde se encuentran. ¡Ojo! Sin olvidarse del mismo”. Todas estas frases de José Miguel marcaban el mapa, su visión de la luz, en las obras que ha iluminado. “El ojo no es fiable”, me repetía y le he oído decirme muchas veces.

La mirada de José Miguel no baña los espacios con más o menos luz. Lleva luz al sentimiento dentro de la oscura cárcel de la carne.

No sé si el ojo es o no fiable, pero tu mirada José Miguel es precisa como un bisturí, que en tu mano -cual experto cirujano- diseccionas los espacios tanto externos de lugares comunes, como los internos, estados íntimos emocionales.

Gracias Maestro,

José Maya.

Tuvimos la suerte de trabajar con José Miguel en “La mujer por fuerza”, de Tirso de Molina, una obra que produjo y dirigió José Maya. No fueron pocas funciones: estuvimos bastante tiempo en Madrid, recorrimos España, viajamos a Panamá, Colombia, Santo Domingo… Y José Miguel puso luz allá por donde pasamos. No sólo en la escena, sino también fuera de ella. Pocas veces la vida te da la oportunidad de trabajar con un maestro con tanta experiencia acumulada y tantas ganas de seguir aprendiendo, con tantas ganas de contarlo y contarse. José Miguel, gracias por compartir lo aprendido, por compartir tu luz y tu sabiduría. Y gracias, además, por hacerlo con tanta guasa. Con tanto ingenio.

-Actores, actrices y músicos de La mujer por fuerza.

2020-04-01T19:51:40+00:00